Trabajos fin de Máster: iniciar a la investigación y a la innovación

Estrcutura de la tesis de máster del autor del blog
El mes que viene comienza nuestro proyecto más ilusionante (como profesor, como miembro de un grupo de investigación, como miembro del departamento y como coordinador del mismo): El máster de Lógica, Computación e Inteligencia Artificial. La ilusión viene mezclada con todas las precauciones posibles, por diversas razones. La primera, que como heredero del programa de doctorado debemos mantener la calidad alcanzada en éste. Y la segunda, que la centralización administrativa del máster no me ha permitido personalizar la atención a los futuros alumnos. Creo que la orientación que éstos podían obtener de las entrevistas personales era algo muy importante.

Afrontamos como departamento un reto importante con este máster, en muchas facetas. En estos momentos la que más me preocupa es la de los trabajos fin de máster. Nuestro máster es de orientación investigadora, y se diferencia de otros en el peso de este módulo (12 créditos ECTS frente a los tradicionales 6). Esto nos obliga a una cuidadosa selección y tutorización de tales trabajos, para mantener la calidad de nuestro anterior periodo de investigación. Y de ahí llega la duda: ¿Qué orientación general le debemos imprimir a esos trabajos?

La respuesta obvia sería: la misma que a los trabajos del periodo de investigación. Pero habría que matizarla. Y ese matiz proviene de la nueva dimensión de los estudios. En mi caso, he decidido -siempre que sea posible- que el trabajo adquiera característidas de I+D+i, es decir, que proyecten innovación. Por experiencia sé que es posible hacer I+i y después “+D”, y eso voy a proponer a los alumnos que deseen trabajar con nuestro grupo. Y, si puede ser, conseguir que sea raíz de emprendimiento.

Anuncios