Auto-reparación y persistencia de los usuarios en redes sociales

Una telaraña reparada por un humano con hilos

Esta entrada está sugerida por dos fenómenos que he observado atentamente estas últimas semanas.

  1. El primero, muy interesante, es la resonancia en menéame de la noticia sobre la consecución del campeonato de la liga de fútbol por parte del Real Madrid. La noticia, debido a problemas de validación social del sistema (principalmente, una combinación de noticias duplicadas junto con el uso de la función reputación como función de veto -restando fuerza a la noticia- por parte de algunos usuarios), no llegó a portada. Este hecho provocó una importante discusión y recelo de muchos usuarios. Lo que me interesó del fenómeno fue que esto no provocó, en apariencia, que un número significativo de usuarios manifestaran su deseo de abandonar la red. Por tanto, parece que existe algún tipo de cohesión social, más allá de las clásicas teorías sobre redes libres de escala, que permitió que la arquitectura social de menéame, basada en una función de reputación, no se resintiera con grandes pérdidas de usuarios. En cierto modo, pasado el tiempo la arquitectura social se (auto)reparó. Una cuestión muy interesante (de investigación) consiste en localizar qué parámetros reflejan ese grado de cohesión, que parece que depende mucho del tiempo de vida de la red. Aunque los parámetros o factores podrían representarse con modalidades (como se hacen en sistemas multiagente), la realidad es que esos factores deben depender fuertemente de algún tipo de conexión difícil de precisar. Creo que sería una combinación de actitudes mentales y parámetros numéricos asociados a la red, lo que permitiría formalizar tales relaciones para determinar realmente cuál es la estructura social emergente. Véase este artículo para una introducción al respecto.
  2. Otro ejemplo diferente, pero similar en cuanto a las consecuencias, es la sorprendente estabilidad social de twitter ante las contínuas deficiencias del sistema. En este caso, los usuarios siguen utilizándolo aún estando limitado, y no parecen que piensen en cambiar a otro. Personalmente, creo que en este caso sí es debido a que twitter explicita con mayor rotundidad la red social, particularmente el entorno de cada usuario(followers and followings), lo que provoca que los nodos con alta conectividad y mucho uso de twitter mantengan en la red a sus seguidores. Es decir, las características propias de una red compleja libre de escala facilitan la persistencia de los usuarios. Juega a favor de esta hipótesis la propia filosofía de twitter (se comunican cosas más personales y no se establecen relaciones discursivas permanentes).

Finalmente, también existe otro factor que puede explicar, en parte, la persistencia en la red social: los usuarios descontentos no abandonan la red por la imposibilidad de exportar su vida digital en ésta. Es decir, por la dificultad de extraer toda la información que han añadido para usarla en otra red similar (o no). Esta limitación podría, en el futuro, ser resuelta si proyectos como dataportability se consolidan.

Anuncios