Ficción cartográfica: el engaño de Google Earth, variedades de Riemann y el negocio de la imagen por satélite

Señalización en satélite de dos matanzats durante el genocidio de Ruanda

La deficiencia (y el peligro) fundamental de las fotos por satélites es que están desprovistas de semántica. El proyecto de la Web Semántica Geoespacial pretende paliar esa ausencia de interpretación. Esta idea es el corazón de la conferencia a la que asistí ayer en el evento zemos98. Fue una interesantísima conferencia de Lisa Parks donde criticó ferozmente, argumentándolo con ejemplos, el negocio y el movimiento (muchas veces con motivaciones espúreas) en torno a los satélites, la tecnología y las fotografías obtenidas. En cierto modo, complementa a la que Jean Oliver impartió en Inclusiva-Net y que comenté en esta entrada. Este último se centró en la cartografía, y Lisa Parks en la tecnología de las imágenes proporcionadas por los satélites.
Por ejemplo, la imagen que presento en la cabecera de este post se puede intuir que representa una selva africana. Pero si no informo que lo que marca realmente son dos lugares donde ocurrieron matanzas durante el genocidio de Ruanda (los dos círculos sombreados de verde) y el impacto sobre la vegetación de éste, quedaría desprovista completamente de interés. La he enlazado desde el portal de estudios de genocidios de la Universidad de Yale. Es esa ausencia de interpretación el gran peligro: puede ser malinterpretada intencionadamente con fines políticos, criminales, económicos (véase cómo ha conseguido una famosa compañía de comida rápida dejar su huella en Google Earth), etc.

el logo de KFC visto desde Satélite

En la conferencia se presentaron imágenes más realistas donde, mediante información asociada, se detectaban fosas comunes en la antigua Yugoslavia, en Sbrenica (fotografías que EEUU, “inexplicablemente”, tardó en interpretar). Una de las cuestiones que planteó, que me resulta tremendamente interesante, es porqué las imágenes por satélite deben estar monopolizadas por corporaciones e instituciones que las usan de acuerdo a intereses particulares, cuando están fotografiando nuestros espacios públicos y nuestra vida diaria a una resolución que es, realmente, una intromisión. Es decir, en nuestro contexto, ¿Dónde está la Web 2.0 cuando se la necesita?

Otra cuestión que planteó, muy interesante y que ya conocía, es la mentira que representa, para muchas utilidades, Google Earth. Las fotos de satélite que usa están destemporizadas, por lo que representan un mosaico de la tierra completamente inexacto y susceptible, por presiones gubernamentales, a ser incompatibles con la situación actual de ciertos lugares. En la sesión de preguntas, un oyente expuso el ejemplo de la manipulación en las imágenes de Google Earth sobre un lugar de la costa canaria que ha sido urbanizado salvajemente.

imágenes a las que se hace referencia en la denuncia

Evidentemente, este tipo de cuestiones rebasan el ámbito de este blog, pero hay una cuestión relacionada muy interesante, sugerida por este hecho, y que podría ser muy útil. Lo que en realidad dijo Lisa Parks es que las imágenes de Google Earth siempre son antiguas, y el usuario no puede controlar su antigüedad. Por otro lado, los satélites encargados de esas fotografías están constantemente obteniendo imágenes. Para un matemático, la única posible representación de esas imágenes de manera fiable es mediante un espacio fibrado, o, creo que con mayor exactitud, una superficie de Riemann (la obtenida a partir de la función compleja raíz cuadrada, o del logaritmo).

gráfica de la superficie de Rieman asociada  a la raíz cuadradaotra imagen de la misma superficiie
De esa forma cualquier punto de la tierra tiene asociado una fibra de fotografías y las huellas fotográficas de los satélites nunca formarían un ciclo (en la segunda imagen, la fibra consistiría en cortar a perpendicular al plano trazada desde el punto de interés con la superficie mostrada). Un proyecto muy interesante sería la construcción de un portal donde se representara esa estructura, mostrando la fotografía del entorno buscado dentro de esa variedad y en un momento concreto (en las variedades de Riemann, un entorno es difeomorfo a un entorno del plano real, luego es posible). Este portal representaría un competidor muy fuerte para Google Earth dentro del oscuro negocio de la imagen por satélite, si para el cliente es muy importante la dimensión temporal de la información. Por supuesto, para que la interpretación de las imágenes sea fiable, sería necesario asociar a los distintos tipos de tags utilizados una ontología geográfica adecuada.

Anuncios