El fin de (parte de) la WWW tal y como la conocemos

Logo de Wikia

Este año pasado ha comenzado una guerra que, con toda seguridad, va a cambiar a medio plazo la percepción de la World Wide Web que todos poseemos. La causa del conflicto, el nacimiento de Wikia search el buscador patrocinado por la fundación de Wikipedia. La filosofía de este buscador es tan radicalmente distinta a la de Google, y su atractivo es tan grande (tiene detrás a la wikipedia, posibliemente la mayor obra sobre el conocimiento jamás elaborada por el hombre) que a medio plazo puede competir con Google. Dejando a un lado las cuestiones economicistas y de conflicto empresa-institución (espléndidamente descrito en la entrada http://google.dirson.com/post/3790-fin-parte-de-www/ y espectacularmente reflejado en la foto que acompaña este texto), basta leer lo siguiente de la página principal de Wikia:

Nuestros cuatro principios organizativos (Four Organizing Principles, TCQP en inglés ), sobre los cuales debe basarse el futuro de las búsquedas en Internet, son:

  1. Transparencia: que el público sepa cómo operan los sistemas y algoritmos de búsqueda, ya sea con licencias de código abierto, como con contenidos abiertos + APIs.
  2. Comunidad: cualquier persona puede colaborar de alguna forma (de forma individual o mediante una organización), con un fuerte acento social y comunitario.
  3. Calidad: queremos mejorar significativamente la relevancia y exactitud de los resultados y la experiencia de búsqueda.
  4. Privacidad: habrá una protección de los datos de identificación de los usuarios y de sus preferencias de búsqueda.

Foto  de Wales: ¿Para qué son estos 1000 servidores?Estos principios chocan con el sistema de posicionamiento de Google, su estrategia empresarial y con su forma de ingresar. Lo que es peor, deja en evidencia la doble cara de Google (el salvador de Internet pero a la vez se enriquece espectacularmente) y su gestión de la cartografía de Internet. Por otra parte, la filosofía de Wikia se acerca al espíritu del softwfare libre y a la de la construcción de la Wikipedia, lo que lo hace un enemigo temible a medio plazo. Incluso puede considerarse una iniciativa ligera de Web Semántica (se puede anotar enciclopédicamente las búsquedas).
Sin embargo, no son los únicos contendientes. El tercero en disputa será Facebook. No es ingenuo pensar que este proyecto se convierta en un Internet paralelo, un metainternet donde los usuarios trabajen en las redes sociales a las que pertenece, y utilice lnternet como mera referencia a documentos y almacenamiento de datos. Los grupos en Facebook filtrarán lo publicado en Internet, creando pequeños mundos donde Google será sólo la herramienta para mirar en el subsuelo. Es más, si grupos de Facebook colaboraran en la creación de Wikia, el buscador tendría un serio competidor dentro del público Web 2.0.

Anuncios