Las ontologías para la empresa no la pueden hacer (sólo) los académicos

Esta es la conclusión a la que llegamos mi doctorando Antonio Paredes, el otro codirector de la tesis, José Antonio Alonso, y yo. En la tesis que está realizando Antonio, las dos contribuciones más importantes:

  • Una metodología para la extracción de una ontología a partir de bases de datos comerciales, y
  • Una ontología “pegada a la tierra” para la gestión semántica de esos datos,

nos han demostrado que no vale la aplicación de técnicas generales, hay que especificarlas un poco más. Es necesario, además, contar obligatoriamente con un experto en los dos ámbitos (ontologías y la empresa concreta). Y lo que es más importante: no es sencilla -y en algunos casos ni siquiera relevante- la relación entre ontologías para la empresa desarrolladas en diversos proyectos (como ENTERPRISE, REA, TOVE, entre otras) con una diseñada para una empresa de tamaño medio y con necesidades específicas. Existen, incluso, dificultades para relacionar correctamente algunas clases. Cuando la tesis se termine, y se publiquen los primeros resultados, volveré sobre el tema.

Anuncios