Sobre la posibilidad de una argumentación automática en la Web Semántica

La argumentación (es decir, proporcionar un resultado junto con la prueba de éste) es una poderosa herramienta en la extracción de conocimiento útil a partir de una base de conocimiento inconsistente. Dejando a un lado las lógicas paraconsistentes, el problema fundamental para estimar la robustez de un argumento es la imposibilidad de disponer de un conjunto bastante amplio de argumentos que lo rebatan para calcular la debilidad. Este problema, que, por ejemplo, prometedoras ideas como Inference Web no contempla pero que podría contemplar sin mucha dificultad, tiene visos de obstaculizar una buena extracción automatizada de conocimiento. Sin embargo, con un futuro Google semántico, sí sería posible disponer, al menos, de argumentos con una estimación de confianza basado en la posición Google. Aunque, leído lo leído en el blog de E. Dans sobre Los límites de la SEO, se me ocurre que el mismo procedimiento que ahí se describe desbarataría la posibilidad de tomar en serio esa estimación.

Conclusión: Obtención de argumentos sí; razonamiento argumentativo, difícil.

Anuncios