ConceptNet: conocimiento común sin lógica pero ontológico

Uno de los grandes éxitos en el tema de la representación del conocimiento común (sin ligar a dudas, la barrera definitiva para la consecución de agentes plenamente racionales) es la ontología ConceptNet. En pocas palabras, mediante la entrevista online con usuarios de un cuestionario han confeccionado (via tratamiento lingüistico, claro) una enorme red semántica para atrapar el conocimiento humano que se utiliza en la práctica. Las ventajas:

  1. Su simplicidad
  2. El carácter puramente algorítmico del razonamiento con esta red
  3. La facilidad de uso en múltiples aplicaciones. Véase el artículo ConceptNet: a practical commonsense reasoning tool-kit

Desventajas: No existe semántica formal. Por tanto, no podemos certificar el resultado que ofrece el algoritmo que diseñemos (aunque esto, para aplicaciones finales para usuarios, no es una desventaja definitiva).

La cuestión que me planteo, y (que respondo positivamente) es si ConceptNet puede ser la base para las primeras aplicaciones híbridas entre Web Semántica y Web 2.0. Las razones de la respuesta positiva son varias:

  1. No parece difícil una transformación literal de la base ConceptNet a una ontología con poca expresividad, por ejemplo, con aproximaciones como Cypher (aunque sí me parece un poco más difícil representar algunas de las relaciones contenidas en ConceptNet que son muy útiles). Por supuesto, esto no significa que los algoritmos correspondientes tengan su traducción en razonamiento automático.
  2. Al fin y al cabo, maneja frases comprensibles; es casi lenguaje natural.
  3. Se ha utilizado para dispositivos (véanse las aplicaciones) que prácticamente son híbridos, aunque no usen estándares de representación.
Anuncios